El Aeropuerto de Bruselas-Zaventem hoy tiene previsto recibir el récord de visitas en toda su historia. Más de 90.000 pasajeros atravesarán las instalaciones de la capital belga, y en todo el fin de semana serán 253.000 viajeros. Unas cifras que marcan la tendencia positiva cuatro meses después de los atentados terroristas del pasado marzo.

Pese a que la afluencia y capacidad del aeropuerto se pusieron en entredicho tras los atentados de marzo, en que hubo colas de más de tres horas para acceder a las instalaciones, las autoriades aeroportuarias han explicado que el día se está desarollando con “absoluta normalidad”.

No obstante, aquellos que se dirigen en vehículo privado han atravesado importantes atascos desde primera hora de la mañana, ya que atraviesan dos controles de seguridad para poder aparcar.

Y es que tras los atentados de marzo, las medidas de seguridad se han extremado. Desde los ataques, existen además para todos los pasajeros un doble control de equipajes, tampoco se puede acceder directamente por la puerta principal si se viaja en autobús, ya que hay que atravesar el garaje. Tampoco lo familiares o amigos pueden esperar en la terminal de llegadas, y se debe esperar en la calle.

El aeropuerto de Bruselas es uno de los más concurridos de la UE, con una afluencia anual de más de 2 millones de pasajeros.