Las frutas exóticas no pasan desapercibidas en Tailandia. Las llanuras fértiles, el clima tropical y las regiones más templadas del norte hacen que pueda crecer una variedad abundante en cualquier época del año. Los restaurantes, baratos o caros, acostumbran a contar una extensa carta de zumos, mientras que en las calles son fáciles de encontrar servidas en pequeños trocitos en el interior de una bolsa y acompañadas con sal, azúcar y chile.

Durian (Tu-Rian)

El durian es una de las frutas más controvertidas por su olor extremadamente fuerte, similar al de una cebolla podrida. Es la más cara de todas las frutas tailandesas y está prohibida en algunos lugares públicos, hoteles y aviones (no solo en Tailandia, sino también en otros países del Sudeste Asiático). Quienes le dan la oportunidad sin embargo descubren que su pulpa es una crema exquisita. Para muchos locales es el rey de las frutas.

27294156973_b12964076e_b

 

Mangostán (Mang-Kut)

El mangostán es de color morado y su interior se compone de un conjunto de gajos blancos. Esta una de las frutas exóticas más cotizadas del país y se utiliza desde hace miles de años en la medicina oriental. Tiene tantos antioxidantes y vitaminas que la han llegado a catalogar como un tratamiento natural contra el cáncer.

mangostan-1-of-1

 

Fruta del dragón (Gao Mung Gorn)

La fruta del dragón es un cactus que sólo florece de noche y es conocido por su forma; su carne es gruesa, su pulpa es blanca o color morado y cuenta con pequeñas semillas negras. El fruto interior es del aspecto de una uva gruesa con una carne más o menos firme y un hueso grande. El sabor es deliciosamente dulce.

8735695071_506e13a953_b

 

Rambután (NgoR)

El rambután tiene forma de bola peluda y su piel rojiza está recubierta por espinas inofensivas y suaves. De hecho su nombre deriva de la palabra malaya “rambut”, que significa el “pelo”. El fruto interior tiene aspecto de uva gruesa blanca y jugosa con un hueso grande. Su sabor puede ser muy ácido o muy dulce y meloso.

28220163973_963196e6a0_b

 

Mango (Ma-Muang)

Por último, el mango, conocido también fuera de Tailandia, por ser dulce, sabroso y refrescante. Cuando la fruta está madura se puede comer con una cuchara, mientras que muchos optan por unirlo al arroz pegajoso y leche de coco, un delicioso postre popular conocido como “Mango sticky rice”.

2970893725_8e528abbfc_b