Las dificultades para votar desde el extranjero han generado mucha resignación e impotencia entre los electores españoles residentes en el exterior, pero ayer también generó movilizaciones y protestas ante tal situación.

Durante la jornada electoral, Marea Granate, colectivo que agrupa a españoles emigrados, organizó diversos actos ante embajadas y consulados para mostrar la indignación por lo que ellos bautizan como el “voto robado”. Bristol, París, Düsseldorf, Luxemburgo, Lyon, Manchester, París o Reykjavik son algunas ciudades donde Marea Granate organizó ayer actos de protesta, aunque también convocó movilizaciones el día 25 de junio en Berlín, Bruselas o Edimburgo, entre otras. Con el lema “Tu exterior cuenta” o “Voto rogado, Voto robado”, los manifestantes expresaron su indignación y en algunas ciudades, como París, se podían ver urnas con forma de ataúd.

marea2

En las elecciones del 20 de diciembre, casi 110.000 españoles votaron desde el extranjero, lo que supone el 73% de los que rogaron el voto, según informa Verne. En total, 40.000 de los que lo solicitaron no pudieron votar, muchos de ellos por no haber recibido las papeletas a tiempo.

Con respecto a los comicios que se celebraron ayer, a la espera de datos definitivos, las cifras son parecidas ya que solo 155.000 españoles del 1.927.000 de inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) han rogado el voto y previsiblemente no todos habrán conseguido ejercer su derecho a sufragio. Estos datos señalan que solo el 8% del censo en el exterior ha pedido el voto, por lo que el 92% de los españoles residentes en el extranjero no han ejercido su derecho en estas elecciones generales.

Una de las principales reivindicaciones de la Marea Granate es que ese procedimiento de ruego es complicado y que muchos de los que intentan solicitarlo finalmente no pueden votar. Esto le ha ocurrido a mucho de los españoles que viven en el extranjero.Por ejemplo, en estas elecciones, los españoles empadronados en los consulados de Quito y Guayaquil que habían rogado el voto no han recibido sus papeletas a tiempo para participar en el proceso electoral, según informa el diario El Telégrafo.