Londres quiere desmarcarse de cualquier medida post-Brexit que pueda cortar el flujo de extranjeros trabajando en la ciudad. Ayer, el alcalde laborista de la capital inglesa, Sadiq Khan, aseguró durante un mitin de su partido en Liverpool que el Ayuntamiento está estudiando un sistema de visados de trabajo específico para Londres. El alcalde recalcó que tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea, la economía de Londres necesitará mantener la actual oferta de talento extranjero y seguir atrayendo el mismo a la capital a pesar de los estrictos controles migratorios que el Gobierno vaya a instaurar.

Khan ya ha entablado conversaciones con varios ministros del nuevo Gobierno, incluyendo el canciller Philip Hammond, el ex-alcalde de Londres y Ministro de Exteriores Boris Johnson y también con David Davis, nombrado secretario de Estado para la salida del Reino Unido de la Unión Europea tras el referendum. En las próximas semanas, Khan se verá con la primera ministra Theresa May para hablar sobre el nuevo visado para Londres.

En una entrevista, Khan aseguró que hablando con los ministros del Gobierno sobre la propuesta, éstos “lo entienden” y aprecian que es necesario trabajar en un modelo “que asegurará que Londres pueda seguir contratando y atrayendo talento.”

El alcalde ha estado hablando con empresas y sus representantes y con algunos líderes del sector para explorar las posibilidades que harán que Londres no pierda el talento y la innovación que la han convertido en una de las capitales mundiales de los negocios en los últimos años. Khan reiteró ayer que quiere “apoyar a las empresas para que crezcan y se expandan” y aseguró que la capital debe seguir motivando a las compañías extranjeras para que vengan a Londres.