El rey de Tailandia Bhumibol Adulyadej ha fallecido a los 88 años en un hospital de Bangkok donde se encontraba ingresado desde hacía más de un año, según ha comunicado la Casa Real. Su reinado duró 70 años, era el monarca que más tiempo llevaba en el trono.

Bhumibol fue sometido el sábado a una hemodiálisis para drenar líquido en su cerebro, lo que le provocó una acusada bajada de tensión. Los partes médicos desde entonces han indicado que su estado de salud se mantenía “no estable”.

El monarca era ampliamente venerado por los tailandeses, para los que era un ser casi divino, símbolo de unidad y guía de la nación. Pero debido a su mal estado de salud no se le había visto públicamente desde enero.

El primer ministro, el general Prayut Chan-ocha, ha confirmado en un mensaje televisado que el príncipe heredero, Vajiralongkorn, será oficialmente coronado como Rama X y ha decretado un periodo de duelo de un año.

Luto en el país

Los tailandeses vestirán mañana de color negro para honrar al rey y se pide mostrar respeto tanto a la población, como a la monarquía y la figura del rey. La Casa Real está protegida por una draconiana ley de lesa majestad que pena severamente las críticas.

La Embajada de España recuerda que no es descartable que se cierren determinados servicios como transporte, supermercados, gasolineras y bancos. La presencia militar y policial en todo el país, así como los cortes en las calles y controles, podrían producirse también los próximos días.

Asimismo, no habrá actividades lúdicas durante los próximos días en Tailandia. No habrá programas de entretenimiento en radio ni televisión y los canales emitirán noticias de la monarquía durante los próximos 30 días. Durante este periodo, los bares y algunos eventos también serán cancelados, como la Full Moon party del 17 de octubre.