Un medio como Skype es un gran aliado para mantener viva la dinámica de una pareja cuando está a distancia. Delante de la pantalla del ordenador lloramos, reímos, nos desahogamos, nos decimos palabras románticas y… también nos enfadamos y nos decimos de todo. Así, Skype se convierte en un medio para mantener viva una relación, aunque sea a miles de kilómetros.  Y lo hace tanto para lo bueno como para lo malo.

Las peleas por Skype suelen ser menos viscerales que en persona, ya que el lenguaje no verbal tiende a jugar un papel muy importante en cualquier disputa de pareja. Pero cuando la tecnología se ha convertido en una parte importante de la relación –básicamente porque gracias a ella podéis hablar como si estuvieseis el uno frente al otro- puede también generar un aumento en los celos y en las desconfianzas.

Además, si has tenido un día duro y vuelves a casa y te conectas a Skype para hablar con tu pareja, está claro que será ella la que se llevará toda la bronca.

Aquí van algunas de las frases más célebres para comunicarte con tu pareja por Skype cuando estás de malas:

   1.¿Por qué has tardado tanto en conectarte?

Cuando uno tiene un mal día, cualquier cosa molesta, y más si el causante es tu pareja. Parece que con la persona a la que más queremos es con la que podemos ser más crueles y descargar todas nuestras frustraciones y enfados. Es injusto, pero muchas veces es así. Entonces, hasta el más mínimo detalle, como que tarde 10 minutos más de la cuenta en sentarse delante del ordenador para hablar contigo, te molesta. Y se lo haces saber claro.

   2.Así que ayer saliste hasta las tantas, ¿eh?

Un clásico de los celos. Es cierto que, a distancia, la desconfianza corre el riesgo de acentuarse, también por el desconocimiento de su día a día, por las nuevas amistades, porque se haya olvidado de ti… Pero en relaciones a distancia, al final, la confianza en el otro tiene que ser total. Sabes que, si te quiere ser infiel, puede serlo estando a tu lado o viviendo en China, da lo mismo. Pero el día que estamos más mosca o más inseguros, pues aparece esta pregunta retórica plagada de rintintín.

   3.Parece que no tienes tiempo para hablar conmigo

Es otra forma de decir: siempre estás ocupado con otras cosas y otras personas que no son yo. Hay que tener mucho cuidado con esto si eres una persona ya de por sí celosa y encima tienes una relación a distancia. Tu pareja (y tú, por supuesto) tiene una vida además de la relación contigo y de vuestras conversaciones por Skype. Tienes que ser razonable contigo y con ella. Claro que dar un poco de prioridad a hablar con tu novio por Skype es muestra de que te importa tu relación y de que muestras interés, pero no hay que ponerse inflexible en este aspecto. Si ambos queréis, acabaréis acordando un momento.

   4.Me estás agobiando

La otra cara de la moneda es ésta. Si exigimos a nuestra pareja que esté todo el día pendiente de llamadas por Skype y que esté tan por ti como cuando estáis en la misma ciudad, puede tener efectos contraproducentes. Uno de los dos se puede acabar agobiando por la presión de tener que estar de manera puntual en Skype, o relatando cada paso que da en su día a día a alguien que no está ahí o por escuchar solamente reproches cuando se habla con la pareja.

   5.Te aviso de que te voy a colgar (si es que aviso)

Aquí está el gran cabreo o calentón. Se trata de ese momento en el que afloran de golpe los malos entendidos, los agobios, las inseguridades, las propias frustraciones porque le echas de menos y no puedes hacer nada para que esté allí en ese preciso instante en el que le necesitas… y entonces todo, en general, parece que vaya a estallar en tu cabeza. Acto seguido empiezas a culpar a tu pareja de todos los males que ahora mismo estás percibiendo porque tu realidad no es como a ti te gustaría y… entonces le mandas a la mierda y le cuelgas. Porque por Skype no existe el portazo.

 

Puedes leer aquí el artículo sobre las 5 cosas “buenas” que le dices a tu novi@ por Skype

Amor a distancia (Hosco!)