Con motivo del día de San Valentín, la web Atlas Obscura ha hecho una encuesta entre sus usuarios para saber un poco más sobre el tan extendido fenómeno de las relaciones a distancia, en la que han participado más de 600 personas.

De entre los resultados destaca que muchas personas mantienen relaciones de una distancia enorme –literalmente de una punta del mundo a la otra-, invirtiendo muchos años, muchos mensajes, video llamadas y dinero en aviones. Además, numerosas respuestas incluían a parejas que aseguran haber vivido en continentes diferentes durante años.

Aquí van algunas de las sorprendentes conclusiones de este estudio:

  • Las relaciones a distancia no son temporales. Aunque pueda parecer que es una situación que es sostenible durante poco tiempo, algunas parejas han llegado a tener una relación a distancia incluso durante 44 años. Algunos usuarios han invertido 30 años de su vida en este tipo de relaciones, mientras otros aseguran que han tenido amor a distancia durante al menos diez años. Así que está claro que cuando la llama del amor se enciende, no hay distancia que valga.
  • No son relaciones más frágiles que una relación normal. De los 595 encuestados, solo 117 explicaban que habían roto su relación, por lo que el porcentaje de personas que siguen con su relación a distancia es mucho más alto que el de los que han roto.
  • De entre los encuestados, la relación con “mayor distancia” es entre Santiago de Chile y Xian (China). La distancia física entre algunas parejas es enorme, por lo que dificulta la frecuencia con la que éstas pueden verse. Aun así, parece que los kilómetros no son un impedimento en el amor.
  • Las distancias cortas no son garantía de nada. Algunos de los encuestados han admitido que la distancia que les separa de su pareja es muy corta, quizás algunas horas en coche o en tren. Pero lo cierto es que aunque solo sea unas horas en coche, la distancia puede hacer mella si el amor y la conexión en la pareja no es lo suficientemente fuerte.
  • Los motivos laborales son las principales causas de la distancia. El trabajo sigue siendo el mayor impedimento para que las pareja a distancia estén juntas. Le siguen los estudios y finalmente la familia.
  • El avión, ese gran aliado. Entre los encuestados, la mayoría utiliza el avión para reunirse con su pareja. Aquí no hay sopresas, pero algunos usan el autobús.
  • Según los encuestados, los encuentros en persona están sobrevalorados. Esto sí que puede sorprender mucho. Bastantes encuestados admiten que no llevan tan mal la distancia física con sus parejas y que logran mantener la llama entre ellos durante años y años de relación a distancia.