En las relaciones a distancia, la pareja tiene que tirar de ingenio para evitar que la relación se enfríe demasiado o se apague la pasión entre ellos. Por eso, cada vez más personas que tienen a su pareja lejos usan Internet para mantener encuentros íntimos a distancia. Es lo que se conoce como sexting, es decir, el envío de contenidos de tipo sexual (principalmente fotografías y vídeos) en la Red. Según Pantallas Amigas, una iniciativa que promueve la seguridad en el entorno digital, esta práctica está experimentando un considerable aumento en personas de todas las edades.

Coincidendo con la celebración, el pasado 28 de enero, del Día de la Privacidad, Pantallas Amigas alerta de los riesgos de este tipo de práctica. Un descuido o una equivocación pueden hacer que una imagen íntima compartida con tu pareja acabe suponiendo la “victimización de quien la protagoniza”, explican en Pantallas Amigas. El cibersexo puede traer problemas como el “daño a la privacidad, al honor y a la propia imagen”, pero también puede desencadenar en ciberbullying, ciberacoso o la sextorsión, este último busca principalmente o bien doblegar la voluntad de la víctima o bien fines económicos.

Este es un pequeño decálogo lanzado por Pantallas Amigas, con consejos para poder practicar un “cibersexo seguro” con tu pareja.

Recomendaciones a tener en cuenta antes del envío:

  • Asegúrate de que conoces los riesgos asociados al sexting, que tu decisión ha sido tomada sin presiones o amenazas y que lo haces sin precipitación.
  • Valora hasta qué punto la persona destinataria merece tu confianza y está preparada para proteger tu privacidad e intimidad.
  • Confirma que quien recibiría tu mensaje desea tenerlo y cuenta con aviso previo para que no resulte incómodo o problemático.
  • Revisa que tu móvil no tenga malware y pide a la persona destinataria que también lo haga.
  • Decide con calma qué tipo de imagen o vídeo quieres enviar.
  • Excluye de la imagen o video partes que puedan ayudar a conocer tu identidad (rostro, marcas corporales, objetos o entorno) y metadatos como la geolocalización.

Recomendaciones a tener en cuenta durante el envío

  • Selecciona el medio o aplicación que mejor se adapte a tu propósito con las mayores garantías. Existen apps específicas para ello y también sistemas de encriptación.
  • Evita el uso de redes Wi-Fi públicas durante el envío y solicita a quien se la envías que haga lo mismo.
  • Centra tu atención en lo que haces. Verifica bien qué y a quién envías antes de pulsar. No hay opción de arreglar un error.

Recomendación a tener en cuenta tras el envío

  • Elimina del móvil y de la nube si es el caso las imágenes íntimas, las usadas o las pruebas. Solicita a quien se las envías que haga lo mismo.